Vidente Sin Gabinete

Un vidente es una excelente persona para aquellos casos en los que se requiere solicitar ayuda para descubrir secretos a los que no se logra llegar a simple vista o de manera fácil, por lo que estas personas se encargan de brindarle a las personas la oportunidad de descubrir misterios a través de presencias místicas que revelan todo aquello que se desea saber. Sin embargo el vidente siempre tendrá la libertad de elegir si desea trabajar en su propio negocio o si desea pertenecer a una agencia de tarot, así que a los que trabajan por su propia cuenta se les llama Videntes Sin Gabinetes.

¿Qué es un Vidente Sin Gabinete?

Un vidente sin gabinete no es más que aquel vidente que se dedica a ejercer su profesión como vidente desde su propio negocio o por su propia cuenta, lo que puede llegar a ser de mayor provecho tanto para el vidente como para los posibles clientes, lo que se debe a que el vidente sin gabinetes tendrá la disponibilidad de ajustar su horario en cuanto a las necesidades o disponibilidad de tiempo de los clientes.

Diferencias y ventajas entre un Vidente con Gabinete y un Vidente sin Gabinete

Vidente Sin Gabinete

El vidente con gabinete se ve obligado a cumplir con las reglas de la agencia de videntes, puesto que estas agencias imponen reglas que se debe seguir para evitar inconvenientes o problemas. Un vidente con gabinete debe cumplir con los horarios establecidos en cuanto al tiempo o duración de la consulta, puesto que a este tipo de videntes se les paga en cuanto a las consultas que realicen, las cuales podrán variar de 15 minutos a una hora, así como también podrán trabajar solamente en un turno, bien sea en el turno de la mañana, el de la tarde o el de la noche. En cambio, un vidente sin gabinete cuenta con mucha más libertad, puesto que el mismo podrá ajustar su horario de trabajo en cuanto a la disponibilidad que tenga el cliente, puesto que muchos de los clientes trabajan durante todo el día y solo disponen de las tardes o de las noches para recibir este servicio, por lo que el vidente tendrá la posibilidad de prestar sus servicios a la hora o momento del día que prefiera el cliente. Otra de las ventajas con las que cuentan los videntes sin gabinetes es el tiempo de la consulta, puesto que este tipo de videntes ofrece una mayor entrega a sus clientes, respondiendo a todas y cada una de sus preguntas, buscando respuestas a todas sus inquietudes, hasta que el cliente quede completamente satisfecho con los resultados obtenidos. Finalmente es importante resaltar que el vidente sin gabinete cuenta con la facilidad de ofrecerle al cliente sus servicios en el lugar que el mismo desee, lo que quiere decir que el cliente podrá recibir sus respuestas en la comodidad de su casa o en el lugar donde más cómodo se sienta, lo que le podrá brindar más tranquilidad al cliente, enfocándose mejor en las respuesta que desea obtener.

Posts relacionados